lunes, 31 de enero de 2011

Peligros en Productos de Limpieza del Hogar / Parte 1

El siguiente artículo es un resumen de la investigación realizada por Women's Voice for the Earth sobre los peligros en la salud causados por peligrosos químicos de uso común que se encuentran en productos de limpieza del hogar.

A medida que las historias de los virus de la gripe, comidas contaminadas y enfermedades contagiosas se incrementan en los medios de comunicación, las propagandas intentan convencer a los consumidores que los productos de limpieza antibacterianos protegerán a sus hogares y a sus familias de la infección. Así mismo, los fabricantes han sacado provecho de los temores de los consumidores produciendo más productos que contienen químicos antibacterianos.
Los productos de limpieza antibacterianos (también conocidos como desinfectantes) están especialmente diseñados para limpiar superficies y matar gérmenes tales como bacterias, virus y hongos. Pero la investigación ha demostrado que algunos de los químicos antibacterianos más comunes podrían provocar graves daños en la salud, especialmente en mujeres, trabajadores de limpieza y niños pequeños. Además, el uso excesivo de antibacterianos contribuye al creciente problema de bacterias resistentes a los antibióticos, lo que algunos científicos dicen que podría dejar al público con menos herramientas en la lucha contra las enfermedades infecciosas.

Muchos de los poderosos químicos antibacterianos que se encuentran en el hogar hoy en día fueron inicialmente desarrollados para hospitales o centros clínicos, donde los gérmenes que causan enfermedades se encuentran con frecuencia. En centros hospitalarios desinfectar determinadas superficies es fundamental para la salud de los pacientes. Para individuo cuyo sistema inmunológico es especialmente vulnerable a los gérmenes, desinfectar puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte. Adicionalmente, hay una gran probabilidad de que surjan nuevas infecciones durante procedimientos médicos invasivos tales como una cirugía. Así la desinfección con químicos antibacterianos es una importante estrategia en los centros hospitalarios para reducir la propagación de enfermedades graves.
Los mismos poderosos químicos antibacterianos usados en productos extremadamente fuertes de limpieza se encuentran cada vez más en productos de limpieza del hogar. Pero para la gran mayoría de personas su hogar no necesita estar tan estéril como una sala de operaciones. Limpieza, que significa librar una superficie de suciedad, a menudo es suficiente para mantener un hogar saludable. Por otro lado, desinfectar, que significa limpiar de tal manera que se destruyan o se prevenga el crecimiento de microorganismos, está diseñado para situaciones específicas. Por ejemplo la desinfección estricta podría ser necesaria en determinadas situaciones tales como en hogares con personas con problemas del sistema inmunológico como Esclerosis Múltiple, SIDA, o quienes están con quimioterapia. Y también podría haber ciertas circunstancias en un hogar, como si un miembro de la familia tiene gripe o alguna otra enfermedad contagiosa donde los limpiadores antibacterianos podrían ser útiles.

Los desinfectantes y limpiadores antibacterianos son un sector creciente en el negocio de la fabricación de productos de limpieza. Esto se ve reflejado en los pasillos de los supermercados, donde una gran variedad de productos en los estantes contienen un químico desinfectante. Muchos de estos productos afirman matar a los gérmenes, pero ninguno menciona que éstos también podrían significar riesgos para la salud de nuestro cuerpo, de nuestras familias y de nuestro medio ambiente.

Cada vez hay más estudios de los potenciales problemas causados por el incremento en el uso de antibacterianos en el hogar. Impactos en la salud tales como asma y dermatitis están asociados a gran cantidad de químicos antibacterianos comunes. Nuevas investigaciones están examinando los potenciales problemas de impactos en la salud más graves tales como disrupción endócrina, toxicidad reproductiva, cáncer de seno y efectos en el sistema inmunológico. Estos riesgos son simplemente innecesarios cuando alternativas no tóxicas están disponibles.
Riesgos a la salud asociados con estos químicos son especialmente preocupantes para mujeres y niños. Aunque los roles de género han cambiado con el tiempo, las mujeres continúan haciendo más del 70% de las tareas del hogar, lo que significa que están más frecuentemente expuestas a estos químicos potencialmente peligrosos. Las mujeres que pasan la mayor parte de su tiempo en casa tienen más exposiciones a estos químicos. Adicionalmente, las mujeres llevan los impactos de la salud de estos químicos de una manera única. Muchos químicos se acumulan en la grasa, y generalmente las mujeres tienen mayor porcentaje de tejido graso que los hombres. Las mujeres son también el primer ambiente para las futuras generaciones, y los químicos almacenados en su cuerpo son transmitidos a su hijo/a durante el embarazo y más tarde durante la lactancia.

Los desinfectantes tienden a matar a una amplia variedad de bacterias. Esto significa que reducen tanto las bacterias “malas” asociadas a enfermedades, así como a las bacterias “buenas” que desempeñan funciones útiles en nuestro ambiente y en nuestro cuerpo.
También existe preocupación de que el uso excesivo de productos antibacteriales esté creando bacterias resistentes a los medicamentos. Así como no completar la toma de antibióticos permite el crecimiento de bacteria resistente en el cuerpo, el uso excesivo de productos antibacterianos también causa este efecto.

Cloro
¿Qué es?
Cloro, también conocido como Hipoclorito de Sodio, ha sido usado durante mucho tiempo como químico desinfectante. Es comúnmente usado para tratar el agua, desinfectar piscinas, y para blanquear la ropa. El Cloro funciona al descomponer bacteria y otros gérmenes haciéndolos inofensivos. Esta registrada por EPA (Environmental Protection Agency) como un pesticida
Daños potenciales del cloro
El Cloro es un potente irritante de los ojos, piel, y de la respiración. Cualquiera que haya abierto una botella de Cloro ha experimentado una reacción instantánea por sus gases. Mientras mayor sea la concentración de Cloro más daño causa. Es altamente corrosivo, lo que significa que puede causar daño permanente en la piel humana. Por este motivo es recomendado el uso de guantes, protección de los ojos así como buena ventilación al usar Cloro.
Se encontró que las empleadas domésticas que usaban Cloro frecuentemente eran más propensas a tener de tener síntomas de asma.
El Cloro puede ser muy peligroso cuando se mezcla con otros ingredientes tales como amoniaco o vinagre (o cualquier químico que contenga estos ingredientes). El Gas Cloro, un potente veneno, se forma mediante esta mezcla y es liberado en el aire de tu hogar. Exposición al Gas Cloro puede causar tos, dificultad para respirar, dolor de pecho, nausea y otros síntomas.
En 2007, American Association of Poison Control Centers (Asociación Americana de Centros de Control de Envenenamiento) grabó más de 50.000 llamadas referentes a eventos por envenenamiento por Cloro. 1/3 de estas llamadas eran respecto a niños que accidentalmente habían ingerido Cloro.

Amoníaco
¿Qué es?
Es un gas que contiene nitrógeno y que ocurre naturalmente. Puede ser disuelto en agua para formar amoníaco líquido, que es la forma más común utilizada en una variedad de productos de limpieza del hogar. El Amoníaco tiene un fuerte y distintivo olor y es utilizado en una variedad de productos de limpieza así como sales aromáticas. Frecuentemente se lo pone en limpiadores de vidrios y otros limpiadores de superficies duras porque deja un brillo libre de rayones. El Amoníaco funciona como desinfectante al incrementar el PH del limpiador (haciendo la solución más alcalina), matando así algunos microbios. Está registrado por EPA como un pesticida
Potenciales riesgos del Amoníaco
Altos niveles de Amoníaco en el aire pueden irritar la piel, los ojos, la garganta y  los pulmones. El contacto de Amoníaco con la piel puede causar quemaduras, y daño en los ojos (incluyendo ceguera) puede ocurrir en el contacto con los ojos. Aunque el Amoníaco diluido es menos probable que cause daño, el Amoníaco puro puede conllevar exposiciones dañinas.

Triclosán y Triclocarbán
¿Qué son?
Son similares químicos antibacteriales sintéticos utilizados comúnmente en productos de limpieza del hogar tales como jabón para manos y lavaplatos, así como también en productos desde pastas de dientes hasta medias. Son frecuentemente ingredientes activos en productos de limpieza comercializados como antibacterianos ya que son efectivos destruyendo las bacterias (nota: estos químicos no destruyen virus, los cuales son la causa de resfríos y gripe).
Triclosán y Triclocarbán fueron originalmente diseñados para ser usados únicamente en hospitales para prevenir infecciones, aún así el uso de estos químicos ha sido llevado a productos del hogar. Una encuesta de productos del hogar conducido en 2000 encontró que 76% de los jabones líquidos y el 29% de los jabones en barra contenían Triclosán. El Triclosán era en agente antibacteriano más comúnmente utilizado (frecuentemente en jabones líquidos), y el Triclocarbán utilizado menos frecuentemente (comúnmente el jabones en barra). Los dos químicos están registrados como pesticidas por EPA.
Riesgos potenciales del Triclosán y Triclocarbán
Aunque no se sabe como el Triclosán y el Triclocarbán han ingresado en nuestros cuerpos, lo que sí se sabe es que éstos están presentes. Estudios de biomonitoreo humano han detectado los dos químicos en el cuerpo de cerca de 75% de la población analizada. El Triclosán ha sido también detectado en la leche materna, lo que significa que las mujeres están pasado este químico a sus bebés. Estudios muestran que el Triclosán y el Triclocarbán podrían tener efectos disruptivos en el sistema endócrino, lo que significa que pueden imitar o afectar la actividad de las hormonas del cuerpo.  Por ejemplo, el Triclocarbán parece aumentar la actividad de las hormonas sexuales como la testosterona. Se ha demostrado que el Triclosán interfiere con un tipo de señalización en las células cerebrales y en las células del corazón, y se encontró que la exposición al Triclosán reducía significativamente los niveles de la hormona tiroidea en ratas. Estos efectos disruptores del sistema endócrino podrían tener serias consecuencias en la salud que muchos científicos encuentran preocupantes. Por ejemplo, un estudio realizado en células humanas de cáncer de seno encontró que el Triclosán imitaba el estrógeno y la testosterona, generando preocupación porque exposición al Triclosán podría aumentar el riesgo de tener cáncer de seno.
Ninguno de los dos químicos se descompone facilmente una vez que se lava de la piel e ingresa en el ambiente; aparecen en todos lados desde ríos y campos hasta en la leche materna, sangre y orina. El Triclosán y el Triclocarbán se han encontrado en agua río abajo de aguas residuales de plantas de tratamiento, indicando que una proporción de estos químicos han sobrevivido el proceso de tratamiento. Si bien estos químicos se eliminan en gran parte de las aguas residuales de las plantas de tratamiento, estos químicos se encuentran en niveles muy altos en los lodos (biosólidos) de las aguas residuales. El lodo se suele aplicar como fertilizante a los campos de cultivo, llevando a una potencial contaminación del suelo de los campos. Un estudio de campos en los que se aplica lodo residual encontró altos niveles de Triclosán en las lombrices de tierra presentes en esos campos. Si las lombrices se ven afectadas por los campos contaminados de Triclosán, ¿cómo se verán afectados los humanos al consumir alimentos cultvados en esos mismo campos?. La contaminación de tierra agrícolas también supone una amenaza de contaminación tanto el suelo como para el agua superficial. Se ha encontrado Triclosán en 57% de las 139 vías fluviales analizadas a nivel nacional (Estados Unidos). Cuando se expone a la luz solar, el Triclosán en el agua puede convertirse en químicos aún más tóxicos tales como las Dioxinas. Una exposición a corto plazo a altos niveles de Dioxinas puede resultar en lesiones de la piel y función hepática alterada. Una exposición a largo plazo está asociada a problemas en el sistema inmune, en el desarrollo del sistema nervioso, del sistema endócrino, y daño reproductivo. Exposiciones crónicas de  Dioxinas en animales ha resultados en diferentes tipos de cáncer. Esto aumenta la preocupación de la potencial contaminación de agua potable así como la contaminación de los peces en ríos agua abajo de las plantas de tratamiento.

Compuestos de Amonio Cuaternario
(Quats)
¿Qué son?
Son una familia de químicos con una similar estructura química conocidos por sus propiedades desinfectantes y detergentes. Los Quats se encuentran en productos de limpieza del hogar tales como sprays desinfectantes y limpiadores de retretes, entre otros. Funcionan al alterar las membranas celulares, haciéndolos efectivos para destruir muchos tipos de bacterias, algunos virus, hongos y algas. Están registrados por el EPA como pesticidas.
Riesgos potenciales de los Compuestos de Amonio Cuaternario
Los Quats son poderosos irritantes. Exposiciones de la piel a los Quats pueden provocar dermatitis, y exposiciones por inhalación puede irritar los pulmones. Los vínculos entre problemas respiratorios y los Quats son de especial preocupación. Estudios de granjeros que usaban regularmente desinfectantes que contenían ciertos Quats demostraron que dichas exposiciones causaban mayores índices de problemas respiratorios crónicos y una función pulmunar disminuída. En dos estudios, Quats específicos han sido indentifiados como inductores de asma ocupacional en empleados de limpieza. Ciertos Quats también han sido identificados como desencadenantes de nuevos casos de asma relacionada con el trabajo (asma causada por el trabajo) así como casos de asma agravada por el trabajo (condiciones de trabajo empeoran el asma preexistente). Aunque el mecanismo que conduce al asma no está completamente entendido, existe preocupación de que los Quats pueden jugar un papel en causar que el sistema inmune sobre-reaccione a los alérgenos, empeorando los síntomas de asma.
Estudios recientes también sugieren que cierta exposición a Quats podría tener efectos negativos en la salud reproductiva. Un estudio encontró que cuando se usaba un desinfectante que conteían Quats para limpiar las jaulas de los ratones, la fertilidad de estos ratones disminuía significativamente, y los defectos de nacimiento aumentaban. Tomó varios meses deshacerse de los residuos de Quats en las jaulas, incluso después de haber cambiado a diferentes tipos de limpiadores de jaulas. Usar productos que contengan Quats en el hogar aumenta las probabilidades de exposición a estos químicos a lo largo del tiempo, incluso después de la aplicación inicial.
El uso extendido de Quats también causa preocupación ya que ingresan en el medio ambiente. Un estudio encontró que los microbios en lagos se adaptaban y se volvían resistentes a Quats específicos. Esta capacidad para generar microbios resistentes a desinfectantes podría convertirse en una amenaza para la salud pública si los microbios resistentes se extienden. La producción de Quats también causa preocupación debido a la toxicidad de los químicos utilizados en su fabricación.

Nano Plata
¿Qué es?
La Nano-Plata es plata que ha sido manipulada para convertirla en partículas diminutas que son solo una fracción del grosor de un cabello humano. La plata ha sido conocida por mucho tiempo por tener propiedades antibacteriales. Es probable que no esté listada en la etiqueta de ingredientes por lo que se deberían llamar a los fabricantes para saber si determinado producto contiene Nano-Plata.
Daños potenciales de la Nano Plata
Investigación preliminar muestra que en este tamaño tan pequeño las partículas de Nano-Plata son tóxicas para las células del hígado y del cerebro. Los investigadores están preocupados de que estas partículas también puedan ser perjudiciales para la salud humana y han pedido una moratoria en su uso hasta que nuevos estudios puedan llevarse a cabo para garantizar su seguridad.

¡Para aprender sobre alternativas naturales para limpieza del hogar espera futuros posts!

Referencias:
Women's Voices for the Earth. Disinfectant Overkill: How Too Clean May Be Hazardous For Your Health. (Noviembre de 2009). Disponible en: http://www.womensvoices.org/wp-content/uploads/2010/05/Disinfectant-Overkill.pdf Consultado el 31 de enero de 2011.

2 comentarios:

  1. Hola Paz, lo he leido ya en varios posts tuyos: media cucharadita. ¿Que tipo de cuchara, de sopa o de postre?
    Gracias por esta valiosa información!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo uso las cucharas medidoras, éstas ya vienen marcadas y dicen por ejemplo 1/2 cucharadita (teaspoon en ingles). Eso equivaldría a una cuchara de postre.
      Un abrazo =)

      Eliminar